¿Quién va  a cargo de éste tren que llaman paz?

Por: Movimiento de presos Políticos por la paz: Camilo Torres Restrepo

Political prisoners Movement for Peace: Camilo Torres Restrepo

Movimiento de Presos Políticos por la Paz: Camilo Torres Restrepo

“Es un grandísimo error confundir el desarme con la paz. Cuando haya paz habrá desarme”. Winston s. Churchill ante la cámara de los comunes Junio de 1934.

Si el gobierno tiene una real voluntad de paz debe aceptar un dialogo nacional con todos los sectores sociales y políticos colombianos y estar dispuesto a hacer cambios en el modelo político, judicial, militar y económico.

Con gran expectativa se siguen desarrollando las conversaciones en la Habana con las FARC-EP y se espera que se inicien otras con el ELN, en aras a poner fin al conflicto armado por razones políticas.

Si el gobierno tiene una real voluntad de paz debe aceptar un dialogo nacional con todos los sectores sociales y políticos colombianos y estar dispuesto a hacer cambios en el modelo político, judicial, militar y económico. De lo contrario los pueblos de Colombiano, sus gentes,  seguirán sufriendo la violencia del hambre, la exclusión, la explotación laboral, la contaminación minero energética del extractivismo, la muerte lente por desnutrición y sed que ya ha costado la vida a más de cuatro mil niños en la guajira colombiana, y el auge masivo de nuevas formas de violencia social como las pandillas y micro redes del narcotráfico. También las protestas sociales se harán más masivas y serán el nuevo argumento para mantener el mito criminal del enemigo interno que justifica crímenes de lesa humanidad como desapariciones, ejecuciones sumarias, torturas, y/o desapariciones forzadas por motivaciones políticas.

Para la mayoría de colombianos y para algunos de la comunidad internacional, medianamente informados de la situación de este país tercermundista, parar la guerra es sinónimo de terminación del conflicto y consolidación automática de la paz; sin embargo y con el riesgo de ser acusados de repetitivos, es necesario decir que debido a que las causas económicas y políticas que originaron la confrontación política y social lamentablemente se mantienen invariables, y la guerra ha sido apenas uno de sus componentes.

La situación presentada recientemente por las movilizaciones del sector agropecuario y las manifestaciones de respaldo por parte de obreros, empleados, estudiantes, transportadores y pobladores urbanos que reclaman por sus derechos más elementales como el al derecho al agua, a la electricidad, a un salario digno,  a la vivienda, a la educación, a la alimentación, a la vida y al respeto de la naturaleza, demuestran que estamos muy lejos de la superación del conflicto y de la violencia.

La historia se repite y al igual que una hoguera que parece extinguirse, el conflicto y la violencia se reedita constantemente. La agresión a los colonos de las denominadas  “Repúblicas independientes” en 1964, dieron origen a las FARC-EP. Otras agresiones a diferentes sectores y expresiones populares de inconformismo con el régimen, dieron origen a otras guerrillas como el ELN, EPL y posteriormente al M-19, MIR Patria Libre, Quintin Lame, ERP, Corriente de Renovación Socialista, entre otras.

Varias de esas expresiones guerrilleras han desaparecido pero el conflicto y la violencia siguen.

Al igual que los imperios, el régimen colombiano fiel seguidor de la política  expansionista del modelo norte americano y de la tradición de los imperios, necesita de enemigos para poderse sostener a partir del uso del miedo, del terror y de la seguridad en términos militares.

Ya se habla del pos conflicto con la firma de acuerdos con las guerrillas subsistentes, con el argumento de que la democracia colombiana está tan consolidada que la lucha armada se hace innecesaria para hacer política. Sin embargo, ya el establecimiento enfiló nuevos peligrosos “enemigos” públicos: los cafeteros, los mineros, los paperos, los arroceros, en suma los campesinos productores, los estudiantes. Estos actores sociales son agregados a los ya existentes: obreros y las organizaciones sociales políticas de izquierda.

El nuevo fenómeno se engendra con la apertura económica y el parto se acelera con los tratados de libre comercio. Cuando la protesta social sale a los espacios públicos a manifestarse por medio de la gente, el gobierno también sale a aterrorizarla y a intentar acallarla con gases lacrimógenos, golpes de garrotes, bombas aturdidorasm, y en no pocas ocasiones con disparos de fusil y de pistola, para provocar la reacción natural y justificar que se está combatiendo contra vándalos, criminales y terroristas, imposible de controlar con la policía, por lo que el país tiene que ser militarizado y los neoterroristas ocultos en el movimiento social y la sociedad civil deben ser aniquilados, utilizando las mismas armas y el mismo lenguaje utilizado para combatir a las guerrillas. Con la diferencia de que las guerrillas tienen ejércitos armados, y el movimiento social opta por vías pacíficas de movilización y exigencia de derechos.

Bloquear una vía para denunciar la atención sobre la grave situación del agricultura y el peligro de la inseguridad alimentaria, es penalizado con cárcel, defenderse con piedras y huyendo frente a la violencia policial, es calificado como acto de terrorismo y violencia contra servido público que puede enviar al manifestante pacífico a la cárcel.

El código penal colombiano cada día es más voluminoso, terrorífico, y las cárceles se atiborran, no propiamente de criminales, sino de ciudadanos que exigen respeto a sus derechos frente  el nuevo sagrado derecho de las patentes y la propiedad intelectual en potestad de las multinacionales.

Doctor Santos. Sus locomotoras siguen andando es cierto; pero tenga en cuenta estos versos de autor anónimo.

“¿Quién va a cargo de ese tren

Del que rechinan los ejes?

Se acerca raudo el peligro

Pero el maquinista duerme

Y en vano lucen los discos,

Que el tren dirige a la muerte

Por: Movimiento de presos Políticos por la paz: Camilo Torres Restrepo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s